El centro

Este Centro fue fundado por la Congregación de misioneras de San José de Cluny en el año 1983 en Sevilla, en el barrio del Parque Alcosa.

En Septiembre de 2016 cedieron la titularidad a la Diócesis de Sevilla, pasando así a formar parte de la fundación Diocesana de enseñanza “Victoria Díez”, siendo de esta manera un centro educativo de la Iglesia cuya titularidad corresponde al arzobispado.

Desde entonces, nuestro centro está creciendo, estando en constante búsqueda de la excelencia de la persona.

Los colegios de la Fundación se definen como Centros Educativos Católicos Diocesanos, siendo precisamente su carácter Diocesano el elemento diferenciador respecto al resto de colegios católicos de su entorno.

Nuestro carácter propio, profesa una identidad cristiana y católica, cuyo centro es la persona y el respeto a su dignidad como tal. Esta será la base de nuestro proyecto educativo, con una clara vocación de servicio a las familias, en sus necesidades y posibilidades.

Dirección: Dña. Mª Granada Herrezuelo Guzmán

dirección@colegiosanjosedecluny.fundacionvictoriadiez.org

Tutora 3 años: Dña. Inmaculada Adame Zafra

inmaculada@colegiosanjosedecluny.fundacionvictoriadiez.org

Tutora 4 años: Dña. Reyes Franco Pueyo

Reyes@colegiosanjosedecluny.fundacionvictoriadiez.org

Tutora 5 años: Dña. Mª Granada Herrezuelo Guzmán

dirección@colegiosanjosedecluny.fundacionvictoriadiez.org

Maestra de apoyo: Dña. Rocío Rivero Hurtado

rociorivero@colegiosanjosedecluny.fundacionvictoriadiez.org

La MISIÓN de nuestro colegio, en consonancia con todos los centros educativos que pertenecen a la Fundación, es la formación y educación cristiana permanente en la infancia y juventud, así como la promoción y divulgación de los valores y virtudes cristianas entre los miembros de las comunidades educativas del propio colegio y de los adheridos a nuestra Fundación.

La VISIÓN que tenemos sobre la realidad, la educación y los problemas y retos del futuro, propone un modelo de escuela, que traza la línea por donde queremos caminar y la imagen que queremos proyectar en la sociedad, junto a los demás centros que forman parte de la fundación diocesana de enseñanza “Victoria Diez”.

Los VALORES  son los motores que movilizan el proyecto educativo, la convivencia y el sentido de pertenencia a la institución. Estos son:

– Solidaridad: Compromiso personal e institucional en la cooperación con los distintos colectivos, especialmente con los más desfavorecidos, más allá de la competitividad y del desarrollo individualista.

Respeto: A la dignidad humana, profundizando en los valores cristianos y democráticos, mediante el diálogo, la comprensión y la no violencia.

-Tolerancia: Frente a las diferencias, a la diversidad y las manifestaciones.

​-Profesionalidad: Un Claustro de Profesores estable y comprometido, que vive su tarea educativa como vocación, en exigente y continua actualización.

-Esfuerzo y voluntad: Como medio e instrumento de superación y progreso.

​-Responsabilidad: Como fundamento del trabajo bien hecho y de la convivencia diaria. Cumplir con los deberes con la propia persona y los demás mediante la adquisición de conocimientos, destrezas y desarrollo de capacidades y hábitos que maduren la personalidad y cualifiquen para el trabajo y el servicio competente a la sociedad.

​-Participación: Como medio de integración de todos los sectores de la Comunidad Educativa en la gestión del Centro, con un espíritu crítico, orientado hacia la mejora continuada.

La formación espiritual del colegio está dirigida y asesorada por la Fundación Diocesana de Enseñanza con la colaboración con la Orden de hermanos Franciscanos Conventuales de la Parroquia de Nuestra Señora de los Desamparados del Parque Alcosa.

Nos encargamos, de que nuestras familias vivan el Evangelio con la alegría de la Fe, y así es como se lo trasmitimos a nuestros alumnos/as.

La Pastoral del colegio planifica distintas actividades según el tiempo litúrgico en el que nos encontremos y se celebran las fiestas cristianas del calendario escolar con la participación y colaboración de las familias.

A través del AMPA, los padres se sienten partícipes de la educación de sus hijos y colaboran en la tarea de educar como responsables y primeros educadores.

La AMPA tiene como misión ayudar a las familias y al colegio a cumplir con su proyecto educativo, y a colaborar en el buen clima de convivencia entre todas las familias.